Lidl
Contenido principal

¡Descubre los mejores regalos para el Día de la Madre!

Feliz Día de la Madre

Porque fue su voz lo primero que escuchamos. Porque siempre está ahí, en los buenos momentos y en los que no lo son tanto. Porque sin su apoyo jamás habríamos alcanzado nuestros propósitos. No hace falta aclarar a quién van dirigidas estas palabras, porque lo sabes perfectamente. Y es precisamente por todas estas razones, y por muchas más, que esa persona tan especial se merece la mayor de las sorpresas en el Día de la Madre. ¿O no?

¿Por qué se celebra el Día de la Madre?

Aunque parece que esta festividad nos ha acompañado desde siempre, lo cierto es que se trata de una tradición relativamente reciente (al menos, tal como la conocemos hoy).

No obstante, no hay que perder de vista que en el Egipto faraónico ya se rendía culto a Isis, la esposa de Osiris, como diosa de la maternidad, y que en la Grecia y la Roma clásica se hizo lo propio con las diosas Rea y Cibeles, respectivamente.

En cualquier caso, el primer antecedente más o menos moderno del Día de la Madre hay que buscarlo en la Europa del siglo XVI. Fue entonces cuando, coincidiendo con el cuarto domingo de Cuaresma, se empezó a honrar con flores y otras ofrendas a la Iglesia en la que cada persona había sido bautizada (es decir, a la Iglesia Madre).

Sin embargo, un decreto de 1600 hizo que el signo de esta fiesta cambiara, ya que esta nueva disposición permitía a los sirvientes regresar a sus hogares y pasar el día de la maternidad acompañados de sus familias.  

Actualmente, el Día de la Madre tiene lugar en 70 países de todo el mundo, y en 40 de ellos, durante el mes de mayo.

En el caso de España, esta festividad se celebraba originariamente el 8 de diciembre (es decir, el día de la Inmaculada Concepción), pero se optó por cambiar la fecha después de que se institucionalizara en Estados Unidos en 1914. Actualmente, nuestro país conmemora el Día de las Madres el primer domingo de mayo, como ocurre también en Portugal, Lituania, Hungría o Sudáfrica.


Flores y otros regalos para mamá

Las flores siempre son un acierto para el día de la madre, un ramo de rosas, de claveles...O quizá un bonito centro de mesa o algo más exótico como una mini piña o una orquídea. ¿Cuál te gusta más?

Consejos para el cuidado de las orquídeas

A pesar de que las orquídeas son una de las flores más exóticas, bellas y llamativas del planeta, a nadie se le escapa que son especialmente delicadas, ya que precisan de unas condiciones ambientales y unos cuidados muy específicos para su floración. Para que las orquídeas de mamá duren mucho más tiempo —por ejemplo, la variedad Phalaenopsis puede vivir entre 3 y 7 años, y dar flores 2 o 3 veces al año—, presta atención a estas recomendaciones:

1) Colóca la planta en un sitio luminoso y sin corrientes de aire. Asimismo, deberás procurar que la tierra esté siempre húmeda. Por regla general, basta con regar la orquídea una vez por semana en invierno, aunque habrá que aumentar la frecuencia en primavera y verano. Si puedes, riega la planta con agua embotellada de mineralización débil o de lluvia (siempre a temperatura ambiental), ya que la del grifo puede resultar un tanto agresiva. Si no es posible, deja reposar el agua corriente para que se evapore parte del cloro. Eso sí: intenta que no se mojen las hojas.

2) Ten cuidado con la calefacción en invierno. Las estufas y las calderas podrían perjudicar a la planta, ya que contribuyen a resecar el ambiente. En este sentido, instalar un humidificador es una buena solución para la conservación de tu orquídea. Otro truco eficaz para lograr el nivel adecuado de humedad consiste en colocar muchas plantas juntas, ya que así se creará un microclima adecuado.

3) Elige macetas transparentes o translúcidas. De este modo, ayudarás a tu orquídea a realizar la fotosíntesis, ya que de este la ayudará a captar la luz más fácilmente. Por este motivo, es recomendable no poner la planta recipientes de cerámica.

4) Poda la planta cuando todas las flores se han marchitado, cortando el tallo por encima del tercer o cuarto nudo, de donde comenzará a brotar una nueva rama. Durante esos días, es importante no estresar a la orquídea con cambios de ubicación, temperatura o humedad, ya que estas alteraciones podrían provocar la caída de los botones antes de que florezcan.

5) Trasplanta la orquídea cada dos o tres años, preferentemente en primavera.

6) Utiliza un sustrato especial para orquídeas. Una buena elección es optar por uno que esté compuesto de turba y corteza de pino. Además, también puedes añadir un fertilizante líquido para orquídeas, aunque sin abusar, ya que esta sustancia podría llegar a quemar las raíces si se usa en exceso.

¿Necesitas más información? En ese caso, echa un vistazo a este utilísimo vídeo con consejos para el cuidado de las orquídeas.

Prepara el Día de la Madre con Lidl

En Lidl queremos que el próximo 1 de mayo sea una jornada inolvidable para toda la familia. Y para ello, hemos creado unos prácticos vídeos con tres deliciosas recetas para el Día de la Madre: una irresistible tarta de piruleta, una crudité de verdura y una jugosa merluza en salsa. ¿Te atreves a cocinar este riquísimo menú?

Y si lo tuyo son las manualidades y los regalos originales, te animamos a crear una felicitación con letras de flores y a elaborar pastillas de jabón personalizadas. ¡Le encantarán!