Lidl
Contenido principal

Quién es quién en el proceso de elaboración del vino

Descubre las profesiones del vino

La elaboración de un buen vino requiere la intervención de una serie de profesionales diferentes que desempeñan diversos papeles, todos ellos determinantes para la obtención de un producto de calidad.

Descubre con Lidl qué figuras forman parte de este fascinante proceso mediante el cual la uva se transforma en una de las bebidas más apreciadas por el ser humano desde tiempos inmemoriales: el vino.

El ampeólogo

Una de esas figuras clave en el proceso de elaboración del vino es el ampeólogo, un biólogo cuya función es estudiar la vid y cultivarla. De él depende en gran medida que la uva, a partir de la cual se elaborará el vino, cumpla los criterios de calidad y tenga las propiedades deseadas, en lo que a absorción del agua, correcta adaptación al suelo o proceso de maduración respecta.

El viverista

El viverista es la persona que produce en su vivero simientes y cepas madre para su posterior comercialización.

El agrónomo

La intervención del agrónomo es igualmente imprescindible para obtener un producto final de calidad. El agrónomo es un científico que asesora al viticultor para mejorar la productividad del suelo en el que se cultivan las vides. Para ello estudia la calidad del suelo y su contenido en nutrientes y minerales.

ampeólogo, viverista y agrónomo 

El viticultor

Sin duda alguna el viticultor desempeña una función clave en todo el proceso de elaboración del vino. El viticultor se dedica fundamentalmente a estudiar y supervisar la propagación de las vides durante el proceso de cultivo sistemático de parras, cuya uva servirá posteriormente para producir vino y otros derivados.

El recolector

Aunque la mecanización de la agricultura se ha extendido también al sector vitivinícola, la obtención de un buen vino requiere de la intervención del recolector. La vendimia manual da como resultado vinos de mayor calidad, ya que los recolectores seleccionan las mejores uvas y las separan de aquellas de peor calidad, algo que una máquina es incapaz de hacer. Por eso, las mejores bodegas continúan recurriendo al recolector, ya que garantiza la calidad del producto final, pese a suponer un gasto mayor para el productor.

El tonelero

El tonelero es la persona encargada de la confección de las barricas de madera en las que se almacenará después el vino. El tonelero ensambla barriles, barricas, cubos o tinas, entre otros, de forma artesanal. El material más utilizado para la fabricación de barriles y barricas es la madera de roble de diferentes países. El roble americano y roble francés son los más comunes para la crianza del vino.

Viticultor, recolector, tonelero

Una vez obtenido el apreciado elíxir, intervienen ya dos figuras no menos importantes: el bodeguero y el enólogo.

 

El bodeguero

El bodeguero es o bien el propietario de una bodega de vinos o la persona que está a cargo de la bodega. Cumple una función empresarial esencial. Se ocupa de la gestión y administración de la bodega, controla y supervisa el almacenamiento y la conservación de los vinos. A su vez, suele ocuparse de la organización de visitas enológicas y representar a la casa de vinos de cara a los turistas.

El enólogo

El enólogo es un profesional con una formación y titulación específica que le acredita para supervisar y controlar el proceso completo de la producción del vino. Está involucrado en la producción de la uva, en el proceso de transformación de la uva y la elaboración de vino. Al mismo tiempo realiza controles de la producción, se ocupa de la comercialización, para lo cual trata de satisfacer las demandas del mercado. Además, se ocupa de analizar el producto final obtenido. El enólogo es una de las figuras más destacadas en todo el proceso, ya que tiene amplias competencias profesionales que abarcan desde la elección de los métodos y las técnicas de cultivo de la vid, la elaboración de vinos, mostos además de otros derivados de la uva, hasta el análisis del producto final y el almacenamiento y conservación de éste. Participan a su vez en actividades de investigación e innovación vitivinícola.

Bodeguero y enólogo

 

El sommelier

La función del sommelier o sumiller ha adquirido gran importancia en las últimas décadas. Todo restaurante que se precie cuenta con esta figura, dedicada fundamentalmente a recomendar y asesorar al cliente en cuestión de vinos. Generalmente suele encargarse de elaborar una carta de vinos equilibrada. Se ocupa de que el vino se sirva en las mejores condiciones, controla, entre otras cosas que el vino se sirva a la temperatura adecuada. Si el cliente lo desea, el sommelier se ocupa de aconsejarle o informarle acerca de un vino determinado, las variedades de uva con las que se ha elaborado, el maridaje idóneo para cada tipo de vino o el orden en el que deben consumirse.

El catador

El catador de vinos tiene por oficio catar vinos a fin de informar acerca de su calidad y sazón. Estudia el color, los aromas, la textura y el sabor de los vinos para apreciar sus cualidades. Suelen calificar los vinos con puntuaciones y recoger sus apreciaciones e impresiones por escrito.

 Sommelier y catador

Descubre también el proceso de elaboración del vino.