Las terrazas, nuestro pequeño oasis