¿Cómo escoger la barbacoa perfecta?

Asar a la parrilla con carbón es la forma más clásica de hacer una barbacoa. Este método culinario presenta múltiples ventajas:

  • El humo crea un aroma especial que potencia el sabor de los alimentos.
  • Una barbacoa de carbón puede instalarse prácticamente en cualquier lugar y no necesita acceso a la red eléctrica.
  • La compra de carbón vegetal como combustible es muy económica.
  • Las barbacoas de carbón están disponibles en diferentes versiones que se adaptarán a todas tus necesidades y a todo tipo de bolsillos.

De todos modos, en Lidl, te ofrecemos un surtido completo de barbacoas de carbón, eléctricas o de gas que se adaptarán a todas y cada una de tus necesidades.

Tipos de barbacoas

Barbacas de carbón

Las parrillas han evolucionado a lo largo de los años. Desde el clásico modelo compacto hasta el peso pesado de las barbacoas de jardín. Te presentamos a continuación diferentes tipos de barbacoas que se adaptarán a todas y cada una de tus necesidades.

Barbacoa de carbón básica

La barbacoa de carbón es una de las más populares. Generalmente, este tipo de barbacoas poseeen tres patas como sujección. . La tapa de la misma se puede quitar y tiene un extractor para el aire caliente En la parte inferior hay una bandeja de goteo de grasa, la rejilla de carbón y la rejilla de la parrilla.

Además, este tipo de barbacoas poseen un hervidor de agua. Éste ofrece una opción culinaria más a la hora de organizar una barbacoa al aire libre. De vital importancia para aquellas personas que combinan no solo producto cárnico, sino también, verduras a la parrilla. De este modo, lo alimentos se cuecen por lo que, sin duda, resulta la opción más saludable de cocinado a la hora de organizar una barbacoa con familia y amigos.

A coninuacoón te ofrecemos algunas opciones y ventajas que presetan este tipo de barbacoas de carbón convencionales.

El hervidor de agua posee múltiples ventajas:

  • La carne, las verduras y todos los alimentos que vayas a asar estarán protegidos por la tapa de la barbacoa.
  • La estructura de la barbacoa asegura que no gotee grasa en las brasas.
  • La parrilla hervidor de agua es la opción más saludable al favorecer la cocción de los alimentos.

Barbacoa de carbón con carrito
Además de la superficie real de la parrilla, el carro de la barbacoa tienen do características adicionales: está equipados con ruedas y, por lo tanto, facilita del transporte de la misma. Además, tiene espacio de almacenamiento adicional en el que se puede colocar alimentos u otro tipo de utensilios de barbacoa.

Barbacoas de gas

Barbacoa de gas 2 llamas

Barbacoa de gas 3 llamas Tepro

Barbacoa de gas 4 llamas Tepro

Barbacoa de gas de sobremesa

Barbacoas eléctricas

Barbacoa eléctrica desmontable

Barbacoa eléctrica 3 en 1 2.300 W

Aspectos a tener en cuenta ala hora de comprar una barbacoa

Independientemente del tipo de combustible (carbón, gas, electricidad), hay varios criterios a considerar a la hora de plantearse la compra de uno de estos modelos. Características y aspectos como el material o la superficie de la parrilla determinarán el éxito de tu barbacoa.

Material
Las parrillas de carbón hechas de acero inoxidable se caracterizan por su calidad y durabilidad. Soportan el viento y el clima extremo, de manera que podrás tenerlas instaladas de forma continua en exterior. Sin embargo, su coste suele ser mucho más alto si lo confrontamos con otro tipo de barbacoas como, por ejemplo, las eléctrias u otro tipo de acabados como los materiales esmaltados.

Área de la parrilla
El tamaño del área de la parrilla debe basarse en la cantidad de comensales para los que la barbacoa va a ser utilizada. En general, las barbacoas de caldera tienen un área de parrilla bastante pequeña, mientras que con algunos carros de parrilla es posible incluso asar en dos niveles. Una parrilla pequeña también se calienta más rápido, lo cual es una ventaja de cara al tiempo de cocción y consumo.

Ventilación activa
La ventilación activa asegura que se genere menos humo. Si tu propósito es asar en el balcón, debes optar por una barbacoa con ventilación activa. La única desventaja es que estos modelos de parrilla son bastante pequeños, por lo tanto, no son particularmente adecuados para grandes barbacoas con un elevado número de comensales.

TERMÓMETRO
Las parrillas de alta calidad suelen tener un termómetro integrado. Éste ayuda a encontrar la temperatura correcta y a ajustar el tiempo de cocción. Mientras que 150 ° C es suficiente para vegetales, 230 a 280 ° C debería ser la temperatura óptima para conseguir una carne jugosa y evitar que se reseque.